Costa de Alicante, destino de vacaciones con tu caravana durante todo el año

Costa de Alicante, destino de vacaciones con tu caravana durante todo el año

La costa de Alicante es una zona de nuestro litoral con un clima agradable todo el año. En verano, sus playas son muy demandadas desde Denia hasta Torrevieja, pero el momento que más nos ha sorprendido es cuando pasamos del abrigo en la meseta a la manga corta en la Costa Blanca, disfrutando de su buen tiempo, sus castillos, sus parques naturales y hasta de un baño en las piscinas de alguno de sus resorts. Si eres de los que viajas con tu caravana en otoño o invierno, apúntate este destino para tu próxima escapada.

Sin duda, son conocidos los más de 200 kilómetros del litoral de la provincia de Alicante, sus 170 playas y calas de fina arena, dunas o cantos rodados; sus centros turísticos como Benidorm, Denia, Jávea (Xàbia), Guardamar, Torrevieja…; Alicante, la capital, o la eterna Elche (Elx) y su palmeral; sus lugares de vacaciones y turismo de playa… Hemos enganchado la caravana y viajado, ya bien entrado el otoño, y hemos podido descubrir otra visión de esta maravillosa tierra, ideal para disfrutar de unos días de vacaciones cuando el frío es tónica general en otras zonas de nuestro país.

Alicante esencial

Foto de Alicante desde el Castillo de Santa Bárbara (Foto: 123RF Stock)

Alicante, la capital de la Costa Blanca, ya conocida por los griegos, iberorromanos y árabes, está abierta al Mediterráneo, es una de esas localidades de tamaño medio, ideal para vivir con vistas al mar, y de obligada visita en nuestra escapada por estas tierras. Desde el Castillo de Santa Bárbara, ubicado en lo alto del monte Banacantil a 166 metros de altitud, es posible ver algunas de las mejores vistas de la ciudad y del Mediterráneo. A esta fortaleza medieval, construida entre los siglos XIV y XVI, podrás subir caminando, en coche o a través de un ascensor desde El Postiguet.

En el centro urbano, es imprescindible recorrer uno de los lugares más populares de la ciudad, el Paseo de la Explanada de España, que, entre palmeras y sobre un suelo con más de seis millones de trocitos de mármol en forma de ondas, permite contemplar la Marina de Alicante, desde la Puerta del Mar hasta el Parque de Canalejas. También te recomendamos el MARQ (Museo Arqueológico de Alicante), que, aunque creado en 1932, desde 2002 se localiza en las antiguas instalaciones del Hospital Provincial San Juan de Dios, que muestra la arqueología de una manera innovadora y visual; el Palacio Municipal, con sus famosas columnas salomónicas y la cota cero (referencia para medir la altitud sobre el nivel del mar en toda España); la Basílica de Santa María, la más antigua de la ciudad, la Concatedral de San Nicolás; y parques como el de El Palmeral, con lago, ríos artificiales y amplias zonas para poder caminar.

El Palmeral de Elche

Elche (Elx), famosa por la célebre Dama de Elche que se custodia en el MAN (Museo Arqueológico Nacional) de Madrid, cuenta con el mayor palmeral de Europa. Con más de 200.000 palmeras repartidas por varias zonas de la ciudad, fueron los árabes los que crearon unas extensas redes de riego que permitieron plantar de manera extensiva esta especie con intenciones agrícolas, lo que ha hecho que perdurasen hasta ahora. El Palmeral de Elche fue declarado Patrimonio de la Humanidad en 2000. El Parque Municipal, el Jardín del Huerto del Cura o el Parque de Jaume I son algunos de los espacios que perduran de aquellas grandes plantaciones desde hace varios siglos.

Tierra de Castillos

El paisaje de la provincia de Alicante está muy relacionado con los castillos. Durante más de 15 siglos, las luchas por los importantes enclaves de esta tierra han dejado sembrados por montañas o cerros más de 200 castillos, atalayas, torres defensivas, fortines e incluso iglesias construidos para alejar a los invasores que a lo largo de la historia han querido ocupar los parajes alicantinos. Los espectaculares castillos de Villena, Biar, Onil, Guadalest o Denia trasladan a los tiempos de espadas y armaduras, como también ocurre con las torres de la Horadada o San José de Tabarca, esta última en la Isla de Tabarca, la única isla habitada en Alicante, a media hora de Santa Pola, famosa por sus aguas turquesas y su fortificación.

Naturaleza protegida

Salinas de Torrevieja (Foto: Patronato Costa Blanca)

La gran biodiversidad que existe en esta provincia es muestra de que la costa alicantina es mucho más que playas. A lo largo de Alicante, se entremezclan enclaves naturales de gran importancia en el propio litorial, como el Peñón de Ifach o Serra Gelada (Benidorm, Alfaz del Pi y Altea) que combinan costa y zona marina; las salinas de Santa Pola y las de Torrevieja, con sus aguas rosadas, que son muestras únicas de la biodiversidad que genera la acción del hombre y que se mantiene gracias a la actividad económica que registra; humedales como el Marjal de Pego-Oliva y el de El Fondo, que albergan multitud de especies en peligro de extinción que encuentran allí refugio; e incluso espacios más de montaña como Font Roja, El Montgó o Serra Mariola.

Museos para toda la familia

La provincia de Alicante alberga museos que son ideales para toda la familia y que, sin duda, van a llamar la atención de los niños y a evocar la infancia en los adultos. Estos espacios recogen tradiciones como la juguetera y la chocolatera, que están muy arraigadas en municipios alicantinos.

Museo del Chocolate de Villajoyosa: Más de 125 años de tradición chocolatera de Valor están presentes en este museo que muestra los orígenes y variedades de cacao, su introducción en España, la evolución del proceso de elaboración del chocolate, una colección de maquinaria utilizada…

Museo Valenciano del Juguete: Está en Ibi, población reconocida como centro español del juguete, y trabaja por la conservación, investigación y difusión del patrimonio juguetero. Cuenta con más de 400 juguetes fabricados desde principios del siglo XX y que permiten hacer un viaje al pasado: aviones, barcos, coches, trenes… Además, alberga exposiciones temporales.

Museo de la Muñeca de Onil: En Onil se encuentra este espacio que explica el proceso de fabricación de este juguete y muestra numerosas muñecas, desde las clásicas del siglo XIX hasta las actuales. Además, cuenta con una exposición de Playmobil, ya que esta población alberga una de las fábricas de los emblemáticos clicks.

Gastronomía con origen certificado

La Costa Blanca también es una joya gastronómica que va mucho más allá de los emblemáticos arroces. En la provincia de Alicante se cultivan y elaboran productos que son auténticas delicatessen y que gozan de la garantía de calidad que otorgan la Denominación de Origen Protegida (DOP) y la Indicación Geográfica Protegida (IGP). Además de degustarlos in situ, puedes llevártelos a tu lugar de residencia y saborearlos mientras recuerdas tu estancia en tierras alicantinas.

Turrón de Jijona y turrón de Alicante (Foto: Patronato Costa Blanca)

Turrón de Jijona y de Alicante: Famosos en todo el mundo, estas dos variedades son imprescindibles cada Navidad y durante el resto del año se pueden degustar como helados, granizados, sorbetes… Ambos turrones de esta IGP están elaborados en la población de Jijona, como mínimo con un 10% de miel pura. Además, el de Alicante (turrón duro) debe contener un mínimo del 60% de almendra para la categoría suprema y un mínimo del 42% para la categoría extra. El de Jijona (turrón blando) tiene que ser elaborado con un mínimo del 64% para la categoría suprema y un mínimo del 52% para la categoría extra.

Vinos de Alicante: La diversidad de climas, variedades y comarcas de Alicante hace posible la producción de diferentes tipos de vino agrupados bajo la Denominación de Origen Vinos de Alicante, que satisfacen todos los gustos. Tinto Alicante cuenta con un 75% de uva monastrell. Las crianzas largas y la secular tradición enológica de la zona quedan patentes en los Vinos Nobles y Añejos Alicante. El vino dulce elaborado solo con uva moscatel permite degustar el Moscatel Alicante, que, además, tiene variedades espumosas aromáticas.

Bebidas espirituosas de Alicante: Cuatro licores alicantinos cuentan con denominación de origen. Son el Café Licor de Alcoy (se obtiene de la maceración de café arábica de tueste natural), el Cantueso Alicantino (de la destilación de la flor y el pedúnculo del cantueso), el Herbero de la Sierra de Mariola (de la destilación o maceración de hierbas de la Sierra de Mariola) y el Anís Paloma de Monforte del Cid (de la destilación de anís verde y anís estrellado).

Cuatro frutas están reconocidas con denominación de origen o indicación geográfica en la provincia de Alicante. Son los Nísperos de Callosa D’en Sarrià (DOP), cultivados en 19 municipios de la Marina Baixa y del Valle del Algar-Guadalest, deben tener 32 mm de diámetro, color anaranjado y piel fuerte y correosa; las Cerezas de la Montaña de Alicante (IGP), de las variedades Burlat, Tilagua, Planera, Nadal y Picota, se cultivan a más de 900 metros de altitud, con un clima que les aporta unas características especiales; la Uva embolsada de mesa del Vinalopó (DOP), cultivada en los municipios de Agost, Aspe, Hondón de las Nieves, Monforte del Cid, Novelda y La Romana, las uvas se cubren en julio con una bolsa de papel de celulosa satinado que se mantiene hasta su recolección; y la Granada mollar de Elche (DOP), producida en las comarcas de Bajo Vinalopó, Alacantí y Vega Baja, se caracteriza por su exterior amarillo crema o rojizo y por su interior entre rosa intenso y rojo.

Los campings-resort de la Costa Blanca, planes para toda la familia

El gran atractivo de la costa de Alicante, durante todo el año, con presencia permanente de turismo procedente de diversos puntos de España y de otros países europeos, hace que los campings que funcionan ininterrumpidamente sean muy numerosos. Casi en cada población costera podrás encontrar un camping, o incluso más de uno, y también los hay en el interior. Son para todos los gustos y de todos los tamaños, ideales para disfrutar de la provincia de Alicante. En la Costa Blanca, encontrarás campings en primera línea de playa y en el centro de poblaciones turísticas y también lugares donde no te será necesario salir para nada.

Durante unos días, visitamos el Camping Marjal Resorts Costa Blanca (ahora Alannia Costa Blanca), un camping inmenso, con capacidad para más de 4.000 personas, donde existen parcelas de distintas características, además de bungalows para disfrutar de la vida en la naturaleza dentro de una pequeña casa con todas las comodidades. El recinto cuenta con instalaciones y servicios propios de un resort que te permiten ocupar todo el tiempo descansando, en sus piscinas, con animación continua, restaurantes, supermercado… de manera que te faltará tiempo para conocer su entorno. Si, además, vas con niños, la vida del camping, unida a un programa de actividades permanente, hacen que este tipo de establecimientos sean ideales para las familias. Para nosotros, fue una grata experiencia familiar en el que pequeños, adolescentes y padres lo pasamos en grande.

Además del turismo nacional en verano y en festivos, los resorts son un destino clásico para el turismo internacional fuera de temporada. En estas fechas, pasear por un camping de este tipo es ver un crisol de jubilados que vienen de Francia, Alemania, Holanda, Reino Unido o incluso de los países nórdicos, habitualmente con grandes caravanas, que encuentran en estos lugares un espacio ideal para pasar los meses más fríos en sus países de origen, mientras gozan de un buen clima y animado ambiente.

Related posts

1 Comment

  1. Pingback: Campings resorts, unas vacaciones con todo lo que necesitas – Soy Caravanista

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.