Viajar a las islas británicas desde España con caravana

Viajar a las islas británicas desde España con caravana

Cruzar los Pirineos y avanzar por Francia, Italia, Bélgica, Alemania… es poco más que una prolongación de nuestras carreteras, y, en muchos casos, somos conscientes de estar en el extranjero al empezar a ver carteles en otro idioma. Sin embargo, a escasos 750 kilómetros de la costa cantábrica está el sur de Inglaterra, y a 1.000 kilómetros se sitúan las costas irlandesas, pero, al ser islas, llegar con tu propio coche, en caravana, cámper o autocaravana requiere dar un rodeo por Francia y cruzar el Canal de la Mancha en ferri o por el Eurotunnel, o, más sencillo, viajar en barco desde algún puerto del Cantábrico.

Las islas británicas, formadas, principalmente, por Gran Bretaña (Inglaterra, Gales y Escocia) e Irlanda (República de Irlanda e Irlanda del Norte) son un atractivo destino para unas vacaciones. En ellas se encuentran ciudades cosmopolitas, como Londres, Dublín, Mánchester, Liverpool, Edimburgo, Belfast, Bristol, Glasgow, Cardiff…; universidades de renombre mundial, como las de Oxford, Cambridge, Trinity College…; huellas históricas que perduran desde tiempos inmemoriales, como Stonehenge, las piedras de Beaghmore, el muro de Adriano, el monumento a William Wallace de Stirling, Windsor, York…; pueblecitos encantadores en la campiña inglesa y en la costa irlandesa, en las Highlands escocesas…; paisajes como el anillo de Kerry, los acantilados de Moher y Dover, las montañas de Wicklow, la Calzada del Gigante, el famoso Lago Ness, el Lake District, el bosque de Sherwood, Devil’s Dike, Teggs’s Nose, la cordillera Clwydian, Cornuelles…; Numerosos museos, palacios y castillos que son visitables y están ambientados en su época; y, por supuesto, un destino ideal para poner en práctica la lengua inglesa. ¿Necesitas más sugerencias para soñar con tus próximas vacaciones a las islas británicas?

Las principales «dificultades» que se nos planteaban la primera vez que viajamos a Gran Bretaña fueron ¿cómo llegar con la caravana a una isla? y ¿cómo conducir por la izquierda con la caravana? La primera respuesta es mejor desarrollarla, a la segunda no teníamos ningún temor, y, sinceramente, no resultó nada complicado, solo hay que estar pendiente de no coger el carril que no corresponde, y acostumbrarse a las señales, que varían ligeramente con las de España y que, además, en Reino Unido, se expresa en millas y yardas. Sinceramente, la experiencia de conducción con nuestro coche fue sencilla, mucho más que la de conducir con un vehículo alquilado con el volante en la derecha.

Para llegar a las islas británicas desde España, lo más habitual es hacer el largo trayecto por carretera por Francia (unos mil kilómetros), y desde Calais cruzar el Canal de la Mancha hasta Dover, ya sea en ferri o por el Eurotunnel. Este recorrido, por experiencia propia, es bastante pesado, además de costoso, si se tienen en cuenta el precio del combustible (especialmente, en Francia) y los numerosos peajes que se deben pasar si no quieres ir cruzando pueblos y rotondas haciendo muchos más kilómetros que por autopista. Si tu idea es quedarte en la zona de Dover, o no ir más allá de Londres, quizá la ruta por Francia pueda compensar, pero si pretendes recorrer el sur de Inglaterra, puedes viajar en barco hasta Plymouth o Portsmouth, por lo que evitarás llegar a Calais, no necesitarás cruzar Francia y ahorrarás tiempo y costes en combustible.

 

Llegar a las islas británicas

Desde Santander y Bilbao, hay rutas en ferri hasta varios puertos de Inglaterra e Irlanda, que, en una travesía de unas 24 horas, te llevan cómodamente hasta este destino con tu caravana o autocaravana en el barco. La naviera Brittany Ferries, que opera desde España hasta las islas británicas, cuenta con dos frecuencias semanales entre Santander y Portsmouth (al sur de Londres) y otras dos a Plymouth (al suroeste de Inglaterra), y desde Bilbao también tiene dos rutas semanales a Portsmouth y otras dos a Rosslare (al sureste de Irlanda). Las travesías a Plymouth suelen durar unas 22 horas, y las de Portsmouth y Rosslare, entre 27 y 30 horas, dependiendo de las fechas y horarios. Estos mismos recorridos por tierra, cruzando Francia y después el Canal de la Mancha, conllevan unos tres días intensivos de carretera. Si lo que quieres es viajar a Irlanda, prácticamente, la única opción es la ruta Bilbao-Rosslare, que se realiza en 27 horas, con una noche en el barco, mientras que la opción terrestre supone (desde Irún) cruzar Francia, unos 1.100 kilómetros, pasar el Canal de la Mancha por ferri (90 minutos, más esperas) o por el Eurotunnel (35 minutos, más esperas), cruzar a Liverpool o Holyhead (unos 500 kilómetros), y desde ahí cruzar en otro ferri a Dublín (unas ocho horas de travesía). Este recorrido, fácilmente, llevará entre tres o cuatro días, conduciendo, haciendo noches y continuando viaje, con peajes, ferris… Sin embargo, la travesía en ferri desde España se realiza cómodamente, aparcando el coche y la caravana, o la autocaravana, en la bodega, mientras duermes en los camarotes, paseas por cubierta, pasas el rato en los salones del barco, comes en sus restaurantes…

 

La aventura británica

Lo primero que tendrás que hacer al llegar a cualquiera de las islas británicas es conducir, aunque no es dificultoso, sí es distinto, cosa que no suele pasar en Francia, Italia o Alemania, por mencionar algunos. Posiblemente, los primeros kilómetros se te hagan extraños, pero rápidamente te habitúas a circular por la izquierda y a interpretar las señales de tráfico, que varían respecto a las nuestras, suelen incluir demasiado texto y escasean los pictogramas que se entienden universalmente. Cuando llegues a la primera rotonda, posiblemente, te vuelvas loco con la cantidad de opciones y carriles que existen, pero pronto verás que antes de acceder a ellas, te indican dónde situarte y están muy bien organizadas. En general, en Reino Unido las carreteras son tan buenas como en España. Más allá de una red de autopistas (gratuitas, habitualmente) hasta con cuatro y cinco carriles que da acceso a las principales rutas, el resto de las carreteras son bastante más estrechas y sin apenas arcenes, por lo que resulta útil ir conduciendo con el volante pegado a la orilla.

En cuanto a los campings, el estilo inglés es distinto al que estamos acostumbrados en España o Francia. Hay campings que son grandes praderas con un bloque de servicios y nada más, y ni siquiera hay tomas de electricidad o solo están disponibles en algunos puntos concretos. Otros, bastante habituales, son en granjas donde tienen un amplio espacio para tiendas, y en parcelas de hierba, con los espacios asfaltados (o de grava) para las caravanas, en caminitos perfectamente trazados. Si vas con caravana o autocaravana, más que el concepto camping tienes que buscar los Caravan Parks. También existen otros campings más «a la continental», al estilo que aquí conocemos, pero muchos pertenecen a los grandes clubs ingleses, como el Caravan and Motorhome Club y The Camping and Caravanning Club, a los que puedes inscribirte pagando una cuota y conseguir descuentos.

 

La ruta en barco

Si ya te hemos convencido para vivir la aventura británica y optas por hacer un viaje cómodo en barco, vas a ahorrar mucho tiempo en el viaje y seguramente, también, dinero. Si vas a Portsmouth (Inglaterra) llegarás en poco más de 24 horas, ya sea desde Bilbao o Santander, y el precio para una pareja con autocaravana puede hacerse (ida y vuelta) desde 1.100 €, con camarote, o desde 930 €, en butaca; y para una familia con coche y caravana son unos 150 € más. El trayecto entre Santander y Plymouth (Inglaterra), que tarda menos de 24 horas, tiene un coste de unos 100-130 € menos. La ruta de Bilbao a Rosslare (sureste de Irlanda) tarda entre 27 y 32 horas, con un precio desde 975 €, para una pareja que viaje con autocaravana, o 1.100 €, para una familia con coche y caravana.

 

La ruta por carretera

Si deseas cruzar Francia, y vas con tiempo e incluso quieres ir haciendo paradas visitando algunos lugares franceses, necesitarás unos dos días para hacer el trayecto de Irún a Calais (sin contar las paradas para las visitas) y al menos 150 € en peajes (por trayecto), más el combustible gastado en los casi 1.100 km, que pueden suponer entre los 200 y 280 € por trayecto. Cruzar el Canal de la Mancha en ferri cuesta unos 100 €, para una pareja con autocaravana, y unos 225 €, para una familia con caravana (200 y 375 €, respectivamente, en el caso de Eurotunnel). Desde Dover (Inglaterra), después, tendrás que desplazarte al punto de destino, que puede oscilar entre los 150 km si te quedas por Londres o el sur de Inglaterra, y los cerca de 300 km, si quieres iniciar la visita en la atractiva zona de Cornuelles, cerca de Plymouth, lo que podrá suponer otros 50-75 € más de combustible. Sumando los costes por trayecto, y teniendo en cuenta que hay que hacer la ida y la vuelta, el precio de estos desplazamientos oscilar entre los 1.000 y 1.700 €, dependiendo de las personas y del consumo del vehículo, a los que hay que añadir las noches de camping o áreas de pernocta y manutención durante los trayectos.

 

Comparativa en ferri / carretera

Directos en ferri Portsmouth (UK) Plymouth (UK) Rosslare (IRL)
Duración del viaje 24-30 horas 20-22 horas 27-32 horas
Coste orientativo desde 930-1.250 € desde 850-1.100 € desde 975-1.100 €
Frecuencias semanales 2 desde Santander
+ 2 desde Bilbao
 2 desde Santander  2 desde Bilbao
Los precios son ida y vuelta, y varían según fechas, personas, camarote/butaca, longitud de vehículos/conjunto… Las travesías Santander/Bilbao a Portsmouth en los ferris Galicia o Salamanca, incluyen desayuno y cena.

 

Por carretera Portsmouth (UK) Plymouth (UK) Rosslare (IRL)
Duración del viaje 2,5 días 3 días 3,5-4 días
Irún-Calais (1.100 km)
Combustible+peajes
400-560 €
+ 300 € peajes
400-560 €
+ 300 € peajes
400-560 €
+ 300 € peajes
Ferri Calais-Dover o
Eurotunnel
400-550 € 400-550 € 400-550 €
Dover-Portsmouth/Londres 60-100 €
Dover-Plymouth/Cornuelles 200-260 €
Dover-Pembroke/Liverpool 220-280 €
Ferri Pembroke-Rosslare
o Liverpool-Dublín
490-710 €
Coste total orientativo 1.160-1.500 € 1.300-1.670€ 1.810-2.300 €
Los precios son ida y vuelta, y varían según el tipo de vehículo, consumos, etc. En estos precios no están incluidos los costes de alojamiento y manutención durante el recorrido.

 

Comparando ambas opciones, en cuanto a tiempo de viaje, sin duda se ahorra mucho tiempo en el viaje directo por ferri. Respecto a los costes del viaje, salvo en el caso de querer viajar a la zona central de Inglaterra, que pueden aproximarse más los precios según las personas, tipo de vehículo y consumos de combustible, en el resto de los casos es significativamente más económica la opción de ferri directo desde Bilbao o Santander, además de resultar más tranquila y relajante. Puedes calcular tus precios concretos a tus necesidades en Brittany-Ferries.es

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.