Saltar al contenido

Con niños, o no tan niños, una visita a Disneyland París es siempre una buena oportunidad para hacer una escapada. Si además quieres conocer París y su entorno, puede ser el destino ideal para pasar unas vacaciones, más este año que Disneyland París continúa con la celebración de su 25 aniversario, y está engalanado para ello. Si eres caravanista y quieres aprovechar tu viaje en caravana te damos alguna pista para que sea una gran experiencia.

Ante todo viajar por Francia con caravana es una experiencia muy distinta a circular por las carreteras españolas. Cuando cruzas la frontera con tu caravana, casi antes de ver la señal de “France” te darás cuenta de que existe una señalización propia para las caravanas con indicaciones y límites exclusivos para nuestros vehículos, y es la primera muestra de lo preparadas que están carreteras, áreas de servicio y accesos para las caravanas. Por todo esto podríamos decir que en Francia ¡las caravanas son bienvenidas!, así que ya tenemos el primer motivo a favor para escaparnos a la aventura de Disney con nuestra casa sobre ruedas.

Económicamente visitar al parque Disney supone un importante desembolso, sin entrar en si es caro o barato, que para eso hay opiniones diversas -los precios oscilan entre los 40 y 100 euros por persona y día-, pero salvando este matiz que difícilmente podemos obviar, el alojamiento en la zona suele dispararse de manera importante. Sin embargo viajando con caravana se puede hacer mucho más económico. En el propio recinto de Disney existe una zona con pernocta para autocaravanas –ojo, sólo autocaravanas, no caravanas– pero en las inmediaciones hay varios campings a 15 o 20 mínutos en coche donde puedes dejar tu caravana cómodamente y visitar el parque en tu coche, con los habituales precios de los campings franceses. Nosotros siempre que hemos visitado Disneyland Paris, casi desde su apertura, hemos fijado nuestra base en el Camping 4 vents, en Crèvecoeur en Brie (45-50 €/día en temporada alta para 4-5 personas), un camping de enormes praderas verdes y buenos servicios, situado junto a la carretera D231, que tras una larga recta te conduce a la A4 y al acceso a los parques. Con esta opción llegarás más rápido que si vas andando desde  algunos de los hoteles más alejados del complejo Disney, y podrás dejar tu vehículo en un gran parking, que sí has de saber que tiene un precio diario de 25 euros (tarifas 2018).

Entrada a Disneyland Paris por Main Street

 

¿Cuánto tiempo necesitas para tu visita?

Obviamente no hay norma al respecto y cada uno dedicamos a nuestras visitas tiempos distintos, pero para hacerse una idea hay que tener en cuenta que Disneyland Paris está formado por el clásico parque Disneyland –el inicial, con las atracciones y personajes más clásicos– y el parque Walt Disney Studios –con atracciones más modernas y donde van incorporando los nuevos personajes de la factoría Disney–.

Si vas en familia, con niños de diversas edades, deberías visitar todo: unos se emocionarán con las atracciones más atrevidas, otros con los espectáculos más infantiles y emotivos, y especialmente los más pequeños viendo “en vivo” a los míticos personajes de Disney. Dependiendo de la época del año y la afluencia de público es casi normal encontrar colas de 10-15 minutos para casi cualquier atracción, pero las más emblemáticas puede alcanzar la espera entre 45 y 90 minutos.

Teniendo esto en cuenta, nuestra recomendación es dedicar tres días a la visita, uno para cada parque, más otro día para ver lo que no te haya dado tiempo o quieras repetir.

Además de los dos parques tampoco deberías perderte, junto a la entrada,  Disney Village, una zona comercial y de ocio con restaurantes y comercios ambientados con distintos estilos donde terminar la jornada de visita a Disney.

 

Ten en cuenta que hay muchos tipos de entradas, pero la que vemos más recomendable es el pase de tres días para los dos parques, que te permite entrar y salir de uno a otro tantas veces como quieras. El precio normal de este pase es de 185,00 euros para adultos, y 166,00 para los niños (hasta once años), aunque se suelen encontrar mejores ofertas. Además de éstos, está la opción de los pases anuales, que pueden resultar muy interesantes en algunos casos. Hay distintas opciones con límites de fechas o no, pero si vas a pasar varios días pueden salir más económicos que los pases de varios días. Si tienes flexibilidad de fechas, el pase anual Discovery te permite visitarlo durante 150 días fuera de los periodos típicos vacacionales  por 149,00 euros. Por 219,00 euros el pase Magic Flex, te permite entrar en ambos parques durante 300 días (incluidos casi todos los de julio y agosto). Como duran un año desde su emisión, si puedes coger vacaciones en distintas fechas, tienes la oportunidad de utilizarlo durante dos veranos y ¡visitar Disney dos años seguidos! con el mismo pase. Consulta los precios en www.disneylandparis.es y ten en cuenta las distintas opciones.

Para conseguir el mejor precio, consulta ofertas tanto en la web de Disneyland Paris como en las distintas plataformas de viajes y ofertas. Con motivo del 25 aniversario, este año tienen tarifas especiales bastantes más económicas. Además en los hoteles y campings de la zona suelen contar con venta de entradas a precios oficiales e incluso con ofertas especiales que no se encuentran en las taquillas del parque. Por ejemplo, en nuestra propuesta de alojamiento en el Camping Caravaning 4 vents, suelen tener pases de 3 días al precio de 2. Infórmate antes de llegar a destino, puedes ahorrarte bastante.

 

La visita a los parques de Disney

Si quieres ver los parques al completo, es importante que organices bien la visita. Al entrar coge un programa de eventos y espectáculos e intenta ajustar los horarios según zonas. Por otro lado te recomendamos que te descargues las App de Disneyland París, te servirá de mapa y además te indica las esperas de acceso a las atracciones, con lo que puedes ir organizando a cual ir sin necesidad de llegar al inicio de la cola.

Observa los tiempos de las que más interés tengas y acude cuando veas que hay menos espera. Existe la ventaja del Fastpass que te permite reservar hora para algunas atracciones y entrar rápidamente sin colas, pero tienes que tener en cuenta que te asignan automáticamente una hora, y no puedes volver a usarlo hasta que completes la visita anterior, por lo que reservar una entrada en una atracción demasiado solicitada puede bloquearte su uso de nuevo hasta muy tarde, y en ocasiones se completan los pases pronto.

En cuanto a la comida y bebida, puedes introducir lo que desees, aunque debes saber que pasas por arcos de seguridad o cacheos a la entrada. En casi cualquier rincón tienes restaurantes ambientados de mil maneras con una oferta casi fija: menús de perritos o hamburguesas con ensalada o patatas y bebida por 12-15 euros, aunque algunos lugares tienen otras especialidades. Un refresco tiene un precio fijo de 3,50 euros la botella de 50 cl, y también podrás refrescarte en alguna de las fuentes frescas de agua que hay junto a los bloques de aseos.

Si durante la visita tienes algún tipo de incidencia hazlo saber al personal, suelen buscarte rápidamente algún empleado de tu idioma y atenderte para que tu visita no se trunque, ¡quieren que seamos felices! y se vuelcan contigo para que no te lleves una mala impresión de tu visita.

 

¡Disfruta del 25 aniversario!

En 2017 se celebraron los 25 años de su apertura y el parque inauguró y reformó algunas atracciones. Tras un largo tiempo de reformas, Frontierland vuelve a mostrar sus atracciones al completo incluida la montaña rusa familiar Big Thunder Mountain.

Adventurland ha vuelto a abrir la Cabaña de los Robinson, la Isla de Adventuras y la Playa de los Piratas con su parque infantil, ademas de actualizar Piratas del Caribe con algunas escenas de la saga de películas.

Gran parte de Discoveryland ha cambiado su aspecto (interior) y sus atracciones llevan el nombre de Star Wars, incluyendo la famosa Space Mountain, que cambia el decorado interior decimonónico de planetas, por naves e imágenes de las películas de Lucasfilm y pasa a denominarse Star Wars Hiperspace Mountain.

En el Walt Disney Studios, el más nuevo de los dos parques, mantienen sus atracciones, y más allá de algunos cambios en espectáculos, si lo conoces todo continúa igual: la adrenalina de la montaña rusa Rock 'n' Roller Coaster starring Aerosmith, el descenso desbocado de los ascensores de The Twilight Zone Tower of Terror, el viaje por las turbulencias de Cruch's Coaster con los tortugas de Nemo, o la dulzura de la aventura de Ratatouille, los coches de Cars o el interminable Slinky de Toy Story.

No puedes irte sin ver el Castillo de la Bella Durmiente, ya concluída su reforma, que además sirve de epicentro en el espectáculo de cierre del parque, Disney Illuminations, un show de luz, sonido y efectos que sirven de broche a la jornada y que no debes perderte, aquí te mostramos un pequeño fragmento:

Disneyland París es un atractivo lugar para pasar unos días, y uno de los lugares a los que puedes ir con tu caravana.

¡Feliz viaje!

Esta es una tienda de demostración para propósitos de prueba — no se deberá cumplir ningún pedido. Descartar