¿Camping, acampada libre, áreas, aparcamientos…? Pistas para novatos que quieren viajar con su casa a cuestas

Camping inglés

Si eres «campista de toda la vida», seguramente ya sepas todo lo que te vamos a contar, pero viajar con caravana y autocaravana está, cada día, más de moda y está aumentando el número de personas que optan por esta manera de disfrutar conociendo nuevos lugares. Ante todo, lo primero que hay que tener en cuenta es que esa idea bucólica de ir con tu casa a cuestas y amanecer con unas vistas increíbles en cualquier lugar es atractiva, pero no está hecha para todo el mundo. Ya sabes, para gustos… los colores. Por esta razón, recomendamos que todo aquel al que le atraiga esta fórmula de viajar, antes la pruebe: lanzarse a comprar una caravana es una inversión importante, más si se opta por la autocaravana, y, tras probarla, quizás no sea la más adecuada para ti. En el artículo Probar a llevar tu casa a cuestas ¿alquilar caravana o autocaravana? te contamos más sobre este tema.

La mayoría de los que comenzamos en el mundo del camping el siglo pasado empezamos con una tienda de campaña. Después, pasamos a una caravana pequeña, luego a una más grande, y algunos por el camino prefirieron la autocaravana. Entonces, no había muchas más opciones que ir a un camping o algunas zonas de acampada libre (habitualmente para tiendas) en zonas de montaña donde, generalmente, pasaban una vez al día los guardas forestales y comprobaban que cumplías las normas básicas y no sobrepasabas los días permitidos. Cuando te iniciabas a la aventura europea, y tenías viajes de dos o tres días, quizás hacías noche en un área de servicio, junto a una gasolinera, que por entonces solía ser bastante segura.

Hoy en día, como en casi todo los aspectos de nuestra vida, viajar con tu casa a cuestas, y lo definimos así para englobar todas las opciones, tiene diversas maneras de hacerlo. No todo el que viaja con caravana o autocaravana viene de hacer camping en tienda de campaña, y la cultura del camping (ya sean establecimientos o espacios libres) no está presente en todos los practicantes del caravanismo. Además de los hábitos previos que puedas tener, y que seguramente condicionen tu estilo de viajar, actualmente, no todo se limita a los campings. Cada vez surgen nuevos lugares donde «alojarte» con tu caravana o autocaravana, más en el caso de estas últimas que tanto están proliferando. Además de los campings, existen áreas de autocaravanas, áreas de pernocta, aparcamientos para autocaravanas/caravanas, gamping… y los propios campings. Estos, cada vez, se adaptan más a las nuevas demandas de sus clientes y se van convirtiendo en espacios de alojamiento en la naturaleza, donde dan cabida a nuevos clientes que no cuentan ni con tienda, ni caravana, ni autocavana… y los alojan en bungalows o en lo que ahora se denomina glamping (originales alojamientos en tiendas singulares, cabañas, casas en árboles y otras fórmulas de camping con glamour).

Si nunca has tenido una experiencia con el camping, debes saber que tanto las caravanas como las autocaravanas cuentan con cocina (habitualmente a gas), donde puedes preparar tu comida, y suelen tener un baño con lavabo y WC químico, donde hacer tus necesidades y que periódicamente debes vaciar en lugares determinados para ello. Aunque las caravanas más modernas y de mayor tamaño pueden tener también ducha, el campista tradicional, habitualmente, usa las de los servicios comunes de los campings, así como el WC, ya que suelen ser más cómodos y no tienen los inconvenientes de espacio y capacidad de agua que sí tienen las caravanas. Lo normal es que también cuenten con un pequeño fregadero, pero suele ser más práctico usar los comunes de los campings, por tamaño y caudal de agua. Piensa que el agua tanto en las caravanas como en las autocaravanas se abastece en depósitos, que, salvo que estén preparadas para cierta autonomía, no suelen contar con mas de 30-50 litros. También es importante que sepas las necesidades de permisos de conducción que requiere conducir una caravana o una autocaravana: aunque los modelos más habituales suelen poderse conducir con el permiso B, debes asegurarte que cuentas con el correcto. Puedes consultar nuestro artículo Permisos para conducir caravanas.

Si eres nuevo en este mundo, te contamos algunas de las fórmulas con las que podrás viajar de «camping»:

 

El camping tradicional

Es la fórmula más tradicional, son establecimientos con servicios comunes y espacios delimitados para tiendas, caravanas, autocaravanas… En España, existen distintas categorías (habitualmente, era 3.ª para los que cuentan con servicios básicos; 2.ª, para los que tienen más servicios de los básicos; 1.ª, para los que disponen de todo tipo de servicios; e incluso lujo, para aquellos que ofrecen unas instalaciones excepcionales; pero hay comunidades autónomas que han cambiado la denominación a estrellas como en los hoteles), pero siempre cuentan con edificios de sanitarios con WC, duchas, lavabos, lavaderos y fregaderos que permitan las necesidades básicas de los acampados. Además, para caravanas y autocaravanas cuentan con suministro eléctrico, y, en ocasiones, tomas de agua y desagües directos, y si no, al menos, hay lugares para el vaciado de los WC químicos. Además, al menos los de mayor categoría, suelen contar con un pequeño supermercado, bar, restaurante e incluso zonas deportivas y otras instalaciones que hacen más cómoda la estancia. Si lo que te gustan son los resort, cada vez hay más campings que, además de los servicios habituales, ofrecen otros muchos complementos como actividades diarias, miniparques acuáticos, piscinas, restaurantes temáticos, zonas de ocio… preparados para disfrutar de unas vacaciones sin necesidad de salir del recinto.

Los campings son ideales para pasar varios días, dejar tu caravana en él con seguridad y salir con tu coche a recorrer el entorno. También, son lugares perfectos para los niños, donde pueden disfrutar de espacios abiertos con la tranquilidad de estar en sitios controlados y donde es muy fácil socializar.

Los precios de los campings varían mucho entre categorías, zonas y temporadas, pero para una familia de cuatro, con coche y caravana, en temporada alta suele oscilar entre los 40-50 euros/día.

Si sales de España, seguramente te encuentres con campings muy diversos, la cultura del camping en otros países es muy grande y llevan practicándola desde mucho antes que nosotros, y la oferta suele ser mucho mayor. Cada país tiene sus particularidades, y es algo que irás descubriendo según viajes.

 

Áreas de autocaravanas/áreas de pernocta

Son pequeños espacios, privados o públicos, inicialmente pensados como lugares para pernocta, pero que cada vez se extiende más su uso como sustitutorio de un camping. Habitualmente, si son privados, son espacios cerrados, con un horario de entrada y salida, y suelen contar con los servicios más básicos. El precio básico de las áreas privadas está en torno a los 10-15 euros por autocaravana/caravana y noche, y en ocasiones pueden tener suplementos por electricidad, vaciado de aguas… En nuevas normativas sobre campings, se regula este servicio y se establecen límites de permanencia de 48 horas, obligando a su uso como lugares para hacer pequeñas paradas y continuar viaje, y no como algo que sustituya al camping tradicional.

 

Gamping

El gamping es una iniciativa relativamente novedosa, en la que los propietarios de fincas y jardines alquilan parte de su terreno para la acampada. Son sucedáneos de camping, con servicios más limitados, que en ocasiones permiten estar en lugares muy especiales y con un trato cercano con los propietarios y con la población local. En el artículo El gamping, o compartir jardines, te contamos más sobre esta alternativa.

 

Acampada libre

El término de acampada libre es algo que se acuñó en torno a los años 60 del pasado siglo, norma que sigue vigente y que establecía un máximo de tres días de estancia para tres tiendas/caravanas. Tras la formación de las autonomías, estas competencias se traspasaron a las nuevas regiones, y son estas las que establecen las normas en cada caso. Actualmente, se habla de acampada controlada y cada ayuntamiento tiene potestad de aplicar sus normas, por lo que esta opción está poco extendida dada su dificultad de control y la proliferación de espacios regulados.

 

Aparcamientos de caravanas/autocaravanas

Estos aparcamientos son lugares habilitados para el estacionamiento durante la visita a un lugar, al igual que ocurre con los aparcamientos públicos de turismos. Es importante saber si se autoriza el uso para nuestros vehículos, lo primero ante la indicación expresa o ausencia de prohibición para caravanas o autocaravanas. También hay que tener en cuenta que si las plazas están delimitadas por líneas pintadas no debe ocuparse más de un plaza por conjunto, ya que estas marcas suelen definir el tipo de vehículos para los que están preparados. Estacionar en este tipo de aparcamientos, prohíbe el desplegar toldos, sacar mobiliario, bajar patas… ya que son simplemente aparcamientos, no lugares de acampada, y salvo que indiquen lo contrario no son aptos para la pernocta. En el artículo Legislación nacional sobre caravanas, autocaravanas y furgos o camper te explicamos más sobre estos aspectos.

 

Aparcamiento en la vía pública

Como cualquier otro vehículo, las caravanas y autocaravanas tienen derecho a estacionar en los lugares que estén autorizados para ello, pero teniendo en cuenta lo indicado anteriormente: no ocupar más allá de los espacios establecidos, no sacar ni desplegar elementos que indiquen acampada, etc. Es muy importante tener en cuenta que al estar transferidas las competencias en estos aspectos, algunos municipios prohíben el estacionamiento de nuestros vehículos en zonas concretas, y hay que estar pendientes de la señalización. Cualquier conjunto de caravana y la mayoría de las autocaravanas cuentan con un ancho y, especialmente, una longitud que no caben en cualquier plaza de aparcamiento. Por eso, en muchas ocasiones necesitas buscar un aparcamiento de camiones o autobuses para poder estacionar correctamente. Saliendo de España, por ejemplo, en nuestra vecina Francia, donde las caravanas están muy presentes en la circulación, es fácil encontrar lugares donde hay aparcamiento para turismos, para camiones y para caravanas y autocaravanas.

 

Una vez vistas las opciones de pernocta, en general podemos distinguir entre un tipo de turismo de camping, donde se busca un lugar donde hacer una parada más larga o más corta disfrutando del entorno, y otro más de turismo itinerante, en que solo se busca un sitio donde pernoctar y continuar. En el primer caso, la opción más idónea es el camping, un lugar donde fijas tu residencia y allí dejas tu caravana, y con tu coche te mueves por el entorno. Sin embargo, si tu idea es hacer noche cada día en un lugar distinto, algo habitual cuando se viaja con autocaravana, es posible que muchos de los servicios que presta un camping no los necesites y un área de pernocta sea suficiente para pasar la noche y continuar.

Aunque los conceptos de camping y turismo itinerante pueden ser coincidentes, la filosofía del viaje es bastante distinta. La vida tradicional del camping tiene una base de contacto con la naturaleza muy importante, se busca «acampar» en un lugar en contacto con la tierra, la hierba, la vegetación… el paradigma son los espacios naturales donde se integran las tiendas de campaña o las caravanas como un elemento más, respetando las normas medioambientales y, además, relacionándose con las personas que comparten ese entorno durante unos días. Esta vida campista se da en muchos establecimientos de camping, acampadas e incluso algunas áreas de pernocta, pero no todos los campings ofrecen esta sensación, ya que los hay que son terrenos que se han acondicionado como campings con toldos para dar sombras y una serie de edificios de servicios, que, aun siendo perfectamente dignos, no transmiten ese sentimiento de estar en la naturaleza. Entre tanto, también es posible encontrar áreas de pernocta que están muy bien integradas y pueden ser más acogedoras que algunos campings.

Si quieres hacer un turismo itinerante, visitando lugares de día y pernoctando en un lugar funcional, el concepto de conexión con la naturaleza seguramente no sea el que buscas. En estos casos, las soluciones de áreas de pernocta, incluso aparcamientos que permitan pasar la noche, seguramente sean las más idóneas para ti.

Lo que sí recomendamos es ser respetuoso con las normas de cada lugar. Ya vayas a un camping o pases la noche en un aparcamiento, respeta la señalización y horarios y ten en cuenta que si aparcas en un lugar, no puedes sacar la mesa y las sillas y ponerte a comer o cenar, ni un tendedero con la ropa, como veíamos en este artículo (xabiaaldia.com/fotonoticia-hasta-el-tendedero-de-una-autocaravana-en-la-via-publica) donde se denunciaba el abuso de algunos «turistas» que usan los aparcamientos de las calles de Xabia como lugares de acampada. Estos usos hacen que la popularidad que está ganando el viajar con caravanas o autocaravanas se convierta en animadversión hacia nosotros. Un lugar así está para aparcar, dar una vuelta por el lugar, disfrutar de un día de playa o cenar en un chiringuito, por poner algunos ejemplos, al igual que haríamos con nuestro turismo, pero no para montarse su propia «acampada».

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Lo mismo ocurre en parajes naturales, paseos marítimos e incluso el centro de algunas ciudades. Necesitamos lugares donde poder dejar nuestros vehículos, que en muchas ocasiones no pueden ser los mismos que un turismo, sobre todo por dimensiones, pero si estos lugares los utilizamos como acampadas indebidamente, corremos el riesgo de que no se habiliten nuevos aparcamientos, incluso de que se eliminen los ya existentes.

En definitiva, lo que pretendemos transmitir en este artículo es que la libertad que te aporta viajar con tu casa a cuestas, la posibilidad que te da el poder detenerte en cualquier lugar que parezca atractivo, no puede entrar en contraposición con el respeto a las normas existentes. Aunque nos encante, no podemos dormir delante del monumento más admirado, en la plaza más famosa o ante el acantilado con la mejor puesta de sol… o quizás sí, ya que existen muchos campings, áreas de autocaravanas, áreas de pernocta, aparcamientos para autocaravanas/caravanas, gampings… en lugares maravillosos, donde se tienen esas experiencias y, además, se respetan las normas de cada lugar.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *