Probar a llevar tu casa a cuestas ¿alquilar caravana o autocaravana?

Caravana y Autocaravana de KABE (www.kabe.se)

Si aún no eres caravanista o autocaravanista, pero eres de los que te pica el gusanillo, y has pensado probar la experiencia, alquilar y hacer una escapada seguramente sea la mejor opción antes de tomar una decisión.

El mundo del camping puede resultar muy atractivo, y bucólico, pero lanzarte a comprar una caravana -y más una autocaravana- requiere una importante inversión, que puede resultar frustrante si no consigues conectar con el mundo de vivir en la naturaleza y llevar tu casa a cuestas. Por eso desde SoyCaravanista.es te recomendamos que alquiles una caravana o autocaravana, para un fin de semana o un puente, y pruebes la experiencia.

Si no estás familiarizado, seguramente llames caravana tanto a la caravana (la casa remolque que enganchas a tu coche), como a la autocaravana (la casa integrada en un mismo vehículo). Para comenzar debes distinguir claramente estos dos conceptos, que aunque ambos siguen un mismo estilo de vida, en la práctica te permiten viajar de manera muy diferente.

La caravana, de la que somos especialmente partidarios en SoyCaravanista.es, es un remolque, que requiere de un tractor que tire de ella (tu coche) y permite separarlar ambas partes en cualquier momento. Sin embargo la autocaravana, es una sola pieza, que no puede separarse la parte de vivienda con la del vehículo tractor ya que es uno sólo.

Caravana y Autocaravana de KABE (www.kabe.se)

 

Algunos aspectos para los neófitos

Una de las preguntas más habituales de aquellos que no conocen el mundo de las caravanas es: ¿vaís dentro de la caravana cuando viajaís? La respuesta es no. No está permitido llevar pasajeros en un remolque. La idea de ir durmiendo o cocinando mientras viajas no es posible, por normativa y por seguridad… fácil de entender si has permanecido dentro de la caravana durante una maniobra de aparcamiento: sostenerse de pie es harto difícil. Pero esto también ocurre en la autocaravana, aunque lógicamente viajas dentro del vehículo, éste suele tener dos plazas delanteras, como las de un furgón (suelen montarse sobre la estructura de furgonetas grandes o pequeños camiones) el resto de las plazas suelen ser sillones del comedor con su correspondiente cinturón de seguridad, y no está permitido levantarse durante el viaje, ni ocupar las camas.

 

¿Qué es mejor caravana o autocaravana?

Pese a ser más partidarios de la caravana, como en casi todo en la vida, ninguna de las opciones es mejor o peor, sino que depende del estilo de viajar de cada uno y el tipo de viaje que se quiera hacer.

Si tu idea es viajar a un destino y recorrerlo al detalle, llegando hasta el último rincón, con una caravana puedes hacer base en un camping como centro de residencia (al igual que ocurriría con un hotel) y desde allí puedes moverte con tu coche hasta donde desees sin necesidad de arrastrar tu casa.

Si lo que pretendes es hacer una ruta haciendo cada noche en un lugar distinto, la opción de la autocaravana puede ser más apropiada ya que evitas tener que enganchar y desenganchar todos los días.

A la hora de conducir una caravana, aunque lleves tu propio coche, conducir remolcando algo tan pesado requiere un estilo de conducción muy distinto. Además de tener que llevar una velocidad más lenta (en España con caravanas no pueden circular a más de 90 Km/k por autopistas mientras que las autocavanas de menos de 3.500 Kg pueden hacerlo hasta 120 Km/h, puedes ver el artículo Límites de velocidad con caravana), necesitas prever las maniobras con más tiempo, las subidas más pronunciadas requerirán bajar de marcha, los descensos hacerlos con precaución, pensarse los adelantamientos… y todo ello dependerá de las características del vehículo tractor: tu coche. No es nada difícil, pero no es lo mismo que circular con un turismo, requiere un periodo de adaptación en el que te habitúes a un modo distinto de conducir.

Conducir una autocaravana es más sencillo que la caravana ya que es un vehículo de una sola pieza, un volumen, peso y motor preparado para ese cometido, y muy similar a la conducción de un furgón o camión de menos de 3.500 Kg. Por eso, si vas a ir de lugar en lugar, cambiando de sitio de pernocta, una autocaravana puede resultar más adecuada, por su facilidad de uso.

Frente a esta ventaja que tienen las autocaravanas en la circulación, el mayor inconveniente es que al ser un sólo vehículo lo tendrás que usar para todos los desplazamientos que necesites, tanto si vas de excursión, como si tienes que ir al supermercado, tendrás que llevar a cuestas tu autocaravana, con el inconveniente de llevar todo a cuestas y la imposibilidad de circular por carreteras y calles estrechas.

 

Alquilar una caravana o autocaravana

Si tras leer todo esto, estás deseando probar la experiencia, te recomendamos hacer una prueba de un fin de semana o un puente alquilando tu caravana o autocaravana, para sentir de primera mano las ventajas e inconvenientes, y antes de emprender un viaje más largo.

Si no tienes claro por que opción decantarte, y no has experimentado la vida del camping, creemos que alquilar una autocaravana seguramente sea más fácil y te sirva para vivir la experiencia. Hay muchos lugares donde te alquilarán las autocaravanas, las caravanas es menos habitual. Además si quieres alquilar una caravana, lo primero que necesitas es una bola para remolque, y si no la tienes ya para otros usos, instalarla para hacer una prueba puede no valer la pena. Para conducir una autocaravana, salvo que sea de grandes dimensiones, necesitas el carnet B1, el mismo que un turismo, pero para una caravana, si tu coche tiene cierto peso y la caravana es de un tamaño importante, puedes necesitar otro carnet especial (ver Permisos para conducir caravanas).

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *