Tormentas y caravanas

¿Estamos seguros dentro de la caravana cuando hay tormenta? Hay muchas leyendas al respecto, junto con la seguridad que ofrece estar en un coche, ¿pero es todo cierto?

Foto: Fotolia / Antonio

Seguramente hayas escuchado que un coche es un lugar seguro para las tormentas ya que los neumáticos sirven de aislante, pero aunque algo de razón tiene, no es el motivo principal de que lo haga un lugar seguro.

Los rayos son fuertes descargas eléctricas que pueden llegar al suelo con tensiones de 800 KV y más de 25.000 Amperios, si los comparamos con los 150KV de una línea de transporte de alta tensión y no más de 1.000 Amperios, se aprecia la «barbaridad» que supone una de estas descargas.

Realmente lo que hace de un vehículo ser un protector en una tormenta, es el efecto de «Jaula de Faraday» que hace por su contrucción. De manera coloquial, el efecto que produce la jaula de Faraday es que cuando existe un objeto conductor hueco, la electricidad sólo circula por su superficie, y no por su interior. Este objeto no tiene porqué estar cerrado por todos los lugares, ni ser hermético, puede tener huecos, al igual que ocurre con una jaula. De este modo, todo lo que está dentro queda protegido de esa corriente eléctrica y no le afecta. En www.lavidacotidiana.es/curiosidades-de-la-jaula-de-faraday, te explican de manera sencilla este efecto.

Caída de un rayo sobre una caravana

Al caer un rayo sobre la caravana, la corriente eléctrica rodea la superficie preservando su interior.

Lo que ocurre en un coche, o en una caravana, es exactamente este efecto. Su estructura metálica, aunque tenga ventanas, es la de una jaula que protege eléctricamente lo que hay en su interior. Lo que es importante, es no entrar en contacto con el exterior, es decir no tocar elementos metálico que puedan estar en contacto con la chapa exterior.

Las caravanas son vehículos con estructura de madera y una chapa metálica que lo rodea, exactamente los requisitos de una jaula de Faraday. Esto es así siempre y cuando nuestra caravana sea de cobertura metálica (aluminio habitualmente) y no de poliéster como proliferan en los últimos años. Además cuentan con perfiles de aluminio que bordean todo el contorno (donde se colocan los avancés) que sirven de aristas y definen la teoría de la jaula de Faraday.

Superficie exterior de la caravana con perfil de aluminio en las aristas: una perfecta jaula de Faraday

En cuanto a la idea sobre la conveniencia de protegerse por estar aislados del suelo por los neumáticos, efectivamente las ruedas son un aislante, pero para pequeñas tensiones, como son los 220 V a los que estamos acostumbrados. Pero cuando hablamos de tensiones de miles de voltios, al igual que el rayo se transmite por el aire, en caso de caer sobre la caravana, la pequeña distancia que hay entre el suelo y las ruedas o el chasis, lo salvaría mediante arcos voltaicos (corrientes eléctricas que circulan por el aire, puedes ver algunos ejemplos en www.youtube.com/watch?v=NZ8YIKsVvNE). Además, estando acampados lo normal es tener bajadas las patas por lo que harían contacto en la tierra, salvo que lleven aislantes o utilices tacos de madera como apoyo.

Además de estar protegidos dentro de una supuesta «jaula de Faraday» debemos tener otras precauciones, como evitar las corrientes. El rayo busca el camino más fácil para propagarse, y el aire en circulación genera corriente iónicas que favorecen este camino. Por ello es conveniente cerrar puertas y ventanas de coches y caravanas, para evitar que a pesar de estar protegidos dentro de ellos, el aire en circulación propicio para el rayo pueda colarse en el interior y afectarnos. También es conveniente apagar, e incluso desenchufar radios y televisiones que están conectados a las antenas que se encuentran en el exterior y que serían otro medio propicio para la entrada del rayo.

¿Qué lugares son los más idóneos para estar durante una tormenta?

Como ya hemos comentado, el rayo busca siempre el lugar más fácil para «tocar tierra» y por tanto los lugares que destacan por su altura y conductividad son los menos apropiados para acercarse. Es sabido que estar bajo un árbol no es nada aconsejable, pero tampoco es aconsejable ser el único «mastil» junto a una playa o un área abierta.

A pesar de estar protegidos dentro de la caravana, es mejor evitar que caiga un rayo sobre nosotros, el que no afecte al interior no quita que la gran descarga, que además genera una gradísima temperatura, dejaría bastantes desperfectos. Son muchos casos en los que un rayo cae sobre un coche en circulación y no mata a sus ocupantes, pero la descarga revienta ruedas y provoca un accidente.

Pararrayos instalado en un camping

Si estamos en un camping, o cerca de una población, lo normal es tener un pararrayos cercano y nosotros estar dentro de su radio de acción, y por tanto protegidos ante el rayo, que es la mejor opción. En caso de tormenta fíjate si en tu camping lo hay y por tanto estás protegido, y así podrás disfrutar contemplando la lluvia y la caída de los rayos a través de los cristales de tu caravana.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *