Nueva ordenación de los campings y de las áreas para autocaravanas de Castilla-La Mancha

El pasado mes de diciembre la Comunidad de Castilla-La Mancha, ha aprobado un decreto que actualiza la ordenación de los campings en esta comunidad autónoma e incluye un nuevo tipo zonas para la pernocta de autocaravanas que serán consideradas como establecimientos. A través del decreto 94/2018, de 18 de diciembre, se establecen las normas de este ordenamiento, que aunque basado en la norma anterior cuenta con algunas novedades, en especial la creación de un nuevo tipo de establecimiento turístico: las áreas para autocaravanas.

Estas nuevas áreas son espacios delimitados y acondicionados para el uso exclusivo de autocaravanas o vehículos similares, con servicios básicos obligatorios, que aunque más limitados que los de un camping , deben contar con lavabos, wc, y duchas (con agua caliente en al menos la mitad de ellos), electricidad, abastecimiento de aguas limpias, puntos de vaciado de aguas grises y negras, con grifos de enjuague y limpieza. El objeto de estos nuevos establecimientos es dar servicio de pernocta, por un máximo de 48 horas, para autocaravanas que hacen turismo itinerante. Expresamente excluye en estos establecimientos a las tiendas de campaña, pero dentro de los “vehículos similares” a las autocaravanas podemos entender que encajan los camper, pero supuestamente las caravanas no se encontrarían entre estas, aunque podrían ser un buen lugar para pernoctar en viajes o pequeñas paradas. Fuera de estos espacios quedan sin legislar la parada y estacionamiento en áreas de carretera, autopistas y zonas similares habilitadas por los ayuntamientos, así que esta ley no los prohíbe, pero tampoco establece unas normas básicas para estos espacios.

Lo más significativo en cuanto a los campings es que además de prohibir expresamente la colocación de elementos fijos en las parcelas, no se permite estancias de más de 11 meses continuados y para establecer una nueva ocupación en el mismo camping al menos debe transcurrir un mes completo desde la anterior ocupación. Atendiendo a esta norma, se prohíbe la estancia permanente en los campings, por lo que no se contempla la posibilidad de que los camping se conviertan en urbanizaciones de caravanas que están perennes durante años, como ocurre en mucha ocasiones, especialmente cerca de las grandes ciudades.

Para ambos tipos de establecimientos se fijan los términos para la exigencia de anticipos en las reservas, política de cancelaciones, así como los horarios de entrada y salida, que, salvo indicación en contra, se define la entrada desde las 14:00 h, y la salida antes de las 13:00 h. En el caso de la áreas para autocaravanas, se define una sola categoría, mientras que en los camping la antigua clasificación se cambia por una valoración por estrellas, una para los que cuentan con menos servicios y cinco para los que cuentan con mayor equipamiento. Para alcanzar las cinco estrellas, los campings deberán contar, entre otros servicios, con restaurante y supermercado en el mismo camping, venta de prensa, tienda de productos artesanales, piscina cubierta y climatizada, gimnasio, animación nocturna, guardería y peluquería.

Esta norma entra en vigor desde el 15 de enero de 2019, y los establecimientos ya existentes tienen dos años para la adecuación a las nuevas características y adaptación a la nueva clasificación. Puedes consultar la norma completa en decreto 94/2018, de 18 de diciembre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *