Visitamos el Salón Internacional del Caravaning de Barcelona

Barcelona celebró, del 12 al 20 de octubre, la 34.ª edición de Caravaning Salón Internacional, la feria más importante de España dedicada al mundo del caravaning. Más de 700 vehículos y 130 expositores ocuparon 36.000 m2 de superficie neta, la más grande de la historia, y mostraron sus novedades durante nueve días.

Venta y alquiler de caravanas, autocaravanas y campers, remolques tienda, tiendas, campings, glamping, accesorios, avances, mobiliario de jardín y terrazas, propuestas de turismo al aire libre, actividades familiares, gastronomía… fueron los protagonistas de la feria.

En total, 55.000 personas visitaron Caravaning Salón Internacional 2019, una cifra inferior a la de la edición anterior y que quizá se debió a los disturbios que ocurrieron en Barcelona coincidiendo con la mayor parte de los días en que tuvo lugar la feria. Aun así, esta disminución de público no empaña el auge que está experimentando el turismo de caravaning en España, que quedó patente tanto en el crecimiento del número de expositores como en el de la superficie expositiva.

Esta edición, el salón mostró en tres pabellones toda la oferta del camping y caravaning que puedes encontrar en nuestro país. Además de casi todos los modelos del mercado en caravanas, autocaravanas y campers, pudimos ver accesorios, innovaciones y una serie de actividades relacionadas con este mundo como son el Barcelona Overland, Travelvaning, Glamping, Caravaning Kids y Gastrovaning.

Al entrar por el acceso sur, subimos unas escaleras que nos condujeron a un gran pasillo que cruza, a través de pasarelas acristaladas, por encima de los pabellones y permite ver la feria a vista de pájaro. Al llegar al primer pabellón del salón, el 3, observamos, a ambos lados, casi medio kilómetro de pabellón lleno de caravanas y autocaravanas. Esta primera visión, sinceramente, impresiona e invita a bajar por las escaleras mecánicas y comenzar a ver, uno por uno, los cientos de vehículos expuestos. Repartidos a través de grandes stands, vimos las grandes marcas como Adria, Benimar, Bürstner, Caravelair, Dethleffs, Fendt, Knaus, Roller Team, Sterckeman, Tabbert, Weinsberg… Desde la pasarela, era posible bajar al pabellón 3 o continuar hasta el acceso al pabellón 4, donde estaban el resto de los expositores: más caravanas, autocaravanas y muchos camper, además de ventas de repuestos y accesorios, material de camping, avancés, tiendas carro…

Una de las áreas que más destacaron este año fue la cantidad de posibilidades en el mundo camper. Vimos casi cualquier vehículo camperizado, desde lo más pequeño hasta grandes furgones convertidos en casas rodantes. Pudimos observar la clásica VW California, que incluso mostraba versiones con baño (en la Volkswagen Grand California), con su diseño minimalista y sus buenos acabados, que la siguen manteniendo como el gran referente. Mercedes-Benz también presentó modelos muy atractivos, y poco a poco se van haciendo hueco con una buena habitabilidad, un confort sobresaliente y un equipamiento de gran nivel. Además, había muchos otros modelos con tamaños y motorizaciones de lo más diverso, incluidas empresas que se dedican a la camperización de cualquier furgoneta.

Entre las caravanas, todas las marcas presentaron sus nuevos modelos, que aportan nuevas distribuciones, cuando parecía que estaba todo inventado. Seguramente, el modelo más llamativo fue la Adria Astella, un nuevo modelo de apartamento de lujo, que es transportable al igual que cualquier caravana, pero con una estética y distribución que es totalmente novedosa, tanto por dentro como por fuera. También vimos varios modelos de minicaravanas, como las teardrop, que son un concepto entre la caravana y el carro tienda muy interesante, especialmente para parejas con ganas de moverse libremente. También nos parecieron interesantes las caravanas ligeras de Caretta (las Bambina), la T@B (de Tabbert) y las clásicas Eriba Touring, que con distintos tipos de equipamiento son modelos reducidos y ligeros para moverse con toda facilidad.

Adria Astella

En cuanto a autocaravanas, la oferta que encontramos fue impresionante, desde autocaravanas muy ligeras, reducidas, pero con todo lo necesario, hasta autobuses con garaje para coche incluido. El gran crecimiento de estos vehículos se nota con la gran variedad en dimensiones y equipamiento que muestran todas las marcas. Por hablar de los extremos, nos gustaron las navarras Enaire, superreducidas, pero bien equipadas, y por 35.000 €, y nos sorprendió el lujo y la cantidad de detalles de las Concorde, con garaje para un Smart y lujo en cada rincón, que cuestan 350.000 €… entre estas dos, una gran diversidad.

Esta edición también contó con el espacio Barcelona Overland, donde se mostraba una serie de modelos 4×4: campers, camiones, todoterrenos, caravanas y accesorios, especialmente pensados para la aventura y que despertaron gran interés entre el público visitante. Junto a esta zona, también había un espacio destinado a campings de distintas puntos y otras empresas del sector.

Durante los dos fines de semana de la feria, el Salón Internacional del Caravaning se llenó de familias y contó con programas familiares, como el Caravaning Kids, con actividades para los más pequeños; las charlas organizadas en Travelvaning; o las propuestas gastronómicas de Gastrovaning.

Tras cerrar sus puertas el domingo 20 de octubre, el Salón Internacional del Caravaning se despidió hasta el otoño de 2021, ya que recupera su carácter bienal después de la edición extraordinaria de este año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *