Llegar al Reino Unido con caravana

La actual situación política con el famoso BREXIT (BRitain EXIT, Salida de Gran Bretaña), hace que muchos nos podamos plantear viajar al Reino Unido antes de que dejen de formar parte de la Unión Europea, y la pérdida de las ventajas de ser países comunitarios, pueda hacer más complicado, o requerir más trámites que en la actualidad.

El Reino Unido, formado por Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte, al ser una isla (en el caso de Irlanda del Norte, otra isla junto con el país de Irlanda) no cuentan con el fácil acceso que supone traspasar las fronteras de otros países europeos, que en ocasiones casi ni te das cuenta que has cambiado hasta que ves los carteles en otro idioma. Pasar a Francia, Italia, Alemania… no suponen más que continuar por una autopista y ver un gran cartel que anuncia la entrada en un nuevo estado. En el caso del Reino Unido llegar requiere salvar un obstáculo geográfico: el Océano Atlántico, ya sea por su paso más cercano por el Canal de la Mancha, o navegando por el Mar Cantábrico y el Golfo de Vizcaya hasta llegar al Canal de la Mancha.

Ferri Pride of Dover de P&O Ferries

Ferri Pride of Dover de P&O Ferries

El paso más corto entre el continente y las Islas Británicas está por el Canal de la Mancha, entre Calais (Francia) y Dover (Inglaterra): el llamado Paso de Calais (para los franceses) o estrecho de Dover (para los ingleses) separan ambos países por tan solo 33 kilómetros. Tradicionalmente el único paso posible era cruzarlo en un ferri que unía ambos puertos, pero desde que en 1994 se inauguró el Eurotúnel, es posible cruzar de un lado a otro mediante un túnel de 50 Km (39 de ellos bajo el Canal de la Mancha) desde Calais (Francia) a Folkestone (Reino Unido), situado a uno cinco kilómetros al oeste de Dover. Para viajar entre estos países (Francia y Reino Unido) obviamente este paso, ya sea navegando por el Canal de la Mancha o bajo tierra, es la opción más recomendada, pero si viajamos desde España llegar a Calais desde la frontera de Irún supone cruzar Francia de Sur a Norte durante casi 1.100 kilómetros.

Ferri de DFDS

Ferri de DFDS

Para evitar un mínimo de 15 horas de viaje con caravana por Francia, junto con sus correspondientes litros de gasolina o gasóleo (a precio francés), más los peajes de sus autopistas (unos 100,00€), también se puede optar por hacer un tranquilo viaje desde Santander o Bilbao hasta Portsmouth (sur de Inglaterra) o a Plymouth (suroeste de Inglaterra) en un ferri donde pueden transportar nuestro coche y caravana mientras disfrutamos de la travesía.

 

La ruta más conveniente

La conveniencia o no de una u otra ruta es complicada de determinar en este caso. Depende mucho del lugar de origen, del tipo de viaje que se desee hacer, y de las tarifas que se estén dispuestas de pagar en cada una de las ocasiones.

Mapa de trayectos a Inglaterra

Mapa de trayectos a Inglaterra

Sin lugar a dudas, la ruta más cómoda es el ferri desde Santander o Bilbao. Esta opción permite llegar directamente a un puerto inglés en una travesía que durará entre 20 y 32 horas, según los puertos de origen y destino. Lógicamente el hecho de hacer noche, la infraestructura de los barcos y las horas de trayecto, hacen que sea también la opción con un precio más elevado, aunque hay que tener en cuenta que ahorramos un viaje 1.100 kilómetros por Francia, que requerirá combustible, peajes, comidas y al menos una noche en ruta. Además si no tenemos muchos días para visitar Inglaterra, con esta opción ganamos tiempo.

Si no tenemos mucha prisa, nos apetece visitar algunos lugares de Francia, hacer una parada a mitad de camino, por ejemplo en el Loira visitando sus famosos castillos, conocer Normandía, París… hacer el viaje hasta Calais forma parte de la aventura, y desde allí cruzar al Reino Unido es sustancialmente más rápido y barato. Por tanto, esta opción puede resultar más interesante. Una vez en Calais habrá que decidir si tomamos uno de los transbordadores que cruzan el estrecho, o el Eurotunel.

  • Habitualmente la opción más económica son los transbordadores entre Calais y Dover. La travesía de los 33 kilómetros que distan ambos puertos se hace en 90 minutos, y el precio, de ida y vuelta del coche y caravana, con sus pasajeros correspondientes se puede conseguir desde los 150,00€. En esta travesía operan las navieras P&O Ferries y DFDS Seaways
Caravana embarcando en un ferri de P&O Ferries

Caravana embarcando en un ferri de P&O Ferries

  • La otra opción, desde Calais es el Eurotunel. Por la misma línea del tren de pasajeros que une París con Londres (Eurostar), bajo el Canal de la Mancha, el tren lanzadera The Shuttle transporta coches, camiones y por su puesto caravanas, en grandes vagones, en un trayecto de 35 minutos entre Calais y Folkestone, muy cercano a Dover. El trayecto se hace dentro de grandes vagones, sin necesidad de bajarse del vehículo, y el coste, ida y vuelta, de un conjunto coche caravana, puede oscilar entre los 400,00 y 600,00 Euros.
Salida de un vagón del Eurotunnel Le Shuttle (foto: caravanclub.co.uk)

Salida de un vagón del Eurotunnel Le Shuttle (foto: caravanclub.co.uk)

  • La Travesía desde Santader o Bilbao a la costa inglesa se hace en grandes ferris, que cuentan con camarotes, en travesías que duran entre las 20 y las 36 horas. Las travesías las operan la empresa francesa Brittany Ferries, y tienen dos o tres frecuencias semanales de cada trayecto (Santander-Portsmouth, Santander-Plymouth y Bilbao – Portsmouth). Los precios de coche y caravana para una familia de dos adultos y dos niños, incluyendo camarote, pueden conseguirse desde los 490,00 Euros por trayecto (menos de 1.000,00 Euros ida y vuelta), dependiendo de fechas, tamaño de vehículos, personas y servicios contratados a bordo.
Caravana desembarcando de un ferri de Brittany Ferries

Caravana desembarcando de un ferri de Brittany Ferries

 

La experiencia del viaje

No hay mejor cosa para valorar las opciones que probarlas, y es lo que hemos hecho en SoyCaravanista. Hemos viajado a Inglaterra probando las opciones del paso del Canal de la Mancha: el trayecto Francia-Inlaterra en Ferri, y el regreso Inglaterra-Francia en Eurotunnel. Ambas experiencias han sido buenas y no nos decantamos por ninguna de ellas en particular. La mayor diferencia está en el tiempo de trayecto: en ferri son 90 minutos, y en Eurotunnel 35, pero en un viaje de 1.500 km, no creemos que sea muy significativo. Los procesos de paso de fronteras (hay control de documentación, por los Ingleses muy exhaustivo, y es importante llevarlo todo en regla) son iguales en ambos casos. El embarque y desembarque es similar, algo más fácil en el ferri por cuestión de espacio, ya que es más amplio, y los vagones del Eurotunnel son más estrechos, pero suficiente (con una caravana de 2,45 de ancho no hemos tenido problema. En el Eurotunnel viajas dentro de tu coche, aparcado en los vagones, mientras que en el barco, dejas los vehículos en la bodega y tienes que subir a cubierta pudiéndote desplazar por el barco durante la travesía.

La experiencia del Eurotunnel, al menos la primera vez, es más impresionante. Vivir en primera persona el proceso de embarque, y notar como arranca el tren con tu caravana y otras más, junto a autocaravanas, autobuses, furgones… meterte en un túnel y media hora después volver a ver la luz sin apreciar que has cruzado el canal 40 metros bajo el lecho marino, te hace apreciar la dimensión de esta colosal obra. En el Ferry, más allá de ver una grandes bodegas que pueden albergar 500 o 600 vehículos, el atractivo está en ver como zarpa del puerto, se aleja de la costa continental y poco después comienzas a ver los acantilados de Dover. Si buscas una vistas agradables el barco te las ofrece, por el tunel no vas a ver nada. Si quieres ser testigo de la capacidad humana para salvar los retos de la naturaleza, el Eurotunnel te va a impresionar más que el ferri.

En cuanto a los precios, suele ser más barato el ferri que el Eurotunnel, pero depende mucho de las fechas, la antelación con que se haga, y la demanda de cada momento. Consulta las tarifas en cada momento: P&O Ferries y DFDS Seaways para los ferris, y The Shuttle para el Eurotunnel. En ambos casos hay tarifas flexibles que te permiten coger el primer barco o tren cuando llegues, pero las más económicas son con hora cerrada, y tienes que llegar con margen para los controles y el embarque: si llegas tarde perderás tus billetes, si llegas algo pronto seguramente embarques en el primero disponible.

Si no tienes el presupuesto demasiado ajustado, te recomendamos que valores la opción desde Santader o Bilbao a la costa inglesa. Los pasajes en ferri son bastante más elevados (es una travesía haciendo noche y requiere camarote o butaca), pero te ahorra cruzar todo Francia, que supone muchas horas, alguna noche en ruta, muchos peajes, y mucho combustible. Si además piensas visitar la costa sur Inglesa, te ahorras muchas millas por Inglaterra, ya que llegas a Portsmouth o a Plymouth. Consulta precios y fechas en Brittany Ferries, bien estudiado, la diferencia de precio puede no ser muy importante, y se puede compensar con un viaje más relajado.

Si te “preocupa” la “pintoresca” conducción con caravana por Inglaterra, en nuestro artículo Conducir por Inglaterra con caravana, y sin ella te damos todo tipo de detalles sobre la sencillo y distinto que es adaptarse a sus carreteras.

 

Viajar a Irlanda

Si quieres visitar la verde Irlanda, llegar “por tierra” es más complejo. Para llegar a Dublín desde Gran Bretaña, el paso más habitual es desde Liverpool y desde allí cruzar en Ferri a Dublín, pero eso requiere cruzar gran parte de Inglaterra, hasta llegar a la ciudad de los Beatles. Sin embargo, desde España puedes hacer también la travesía Santander a Cork (sur de Irlanda) en una cómoda travesía de 28 horas, ahorrándote más de 2.000 kilómetros por carretera.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *