Reparto de cargas en la caravana

Caravana sobrecargada

Seguramente hayas visto -esperamos que sólo en vídeos y no en directo- como se descontrola una caravana y termina, en el mejor de los casos, cruzado en la carretera. Y lo primero que te preguntas es cuál es la causa de que se descontrole la caravana.

Cómo se puede ver en el vídeo, los accidentes suelen comenzar con un balanceo de la caravana, que crece y termina arrastrando al conjunto tractor-remolque. Este balanceo suele ser la suma de varias causas, en la mayoría de los casos: mal reparto de cargas y exceso de velocidad (exceso para las condiciones particulares, esto puede ocurrir a velocidades inferiores a las permitidas).

Lógicamente si circulamos a 20 Km/h es muy difícil que perdamos el control del vehículo, pero circulando a 70 u 80 Km/h (respetando los límites establecidos), una fuerte ráfaga de viento, cruzarse con un vehículo voluminoso, o las corrientes de aire que se generan en un adelantamiento, pueden ser el motivo de que se inicie un balanceo, que pueda terminar en la perdida del control. Para evitar esto, es fundamental un correcto reparto de las cargas del remolque, en nuestro caso la caravana.

Supuestamente, de fábrica las caravanas suelen llevar correctamente repartidos los pesos, pero todo aquello que vayamos acoplando debemos hacerlo siguiente unos criterios que sean los adecuados, y que básicamente se resumen en concentrar el mayor peso sobre el eje de la caravana y lo más bajo posible.

Reparto de Cargas en una caravana

En este gráfico se indica como debemos colocar sobre el eje, y en la parte más baja, el mayor peso que transportemos, ya que es el lugar donde menos afecta a la estabilidad del remolque. Aquello que no nos sea posible colocarlo en esta parte, pero que no suponga gran peso, se puede colocar en el resto de la caravana, pero en las zonas más bajas, y por último, lo más ligero es lo que debe ocupar los armarios superiores.

Algo a tener en cuenta también es que las caravanas no son remolques de carga, son «remolques vivienda» que están preparados para transportar su peso más una pequeño peso extra, que no suele ser más allá de 100 o 150 Kg. (y ese margen es mucho menos de lo que realmente metemos entre ropa, menaje, comida…). Además, si has incorporado un mover, una rueda de repuesto, una antena y una televisión… -que no vienen de serie habitualmente-, con seguridad ocupan gran parte de ese margen en Tara y MMA, además de variar de algún modo el reparto de las cargas respecto al diseño de fábrica.

Ficha Técnica con Tara y MMA

Ficha técnica en la que se ve la Tara y la MMA, con una diferencia de ¡52 Kg! algo imposible de no superar con los mínimos equipamientos extras

Tenemos que tener en cuenta que el reparto de las cargas en la caravana van a afectar sobre el vehículo tractor -el coche-, y deberíamos pensar que cada uno de los componentes del conjunto (tractor y remolque) deben soportar para lo que están preparados: cada uno de los ejes del turismo están preparados para soportar un peso específico que es su propia Tara (el peso en vacio) más la carga de los pasajeros, lo normal para llevar en el maletero, y el peso del apoyo de la caravana sobre el coche, que lo más normal son 75 Kg., peso para lo que se homologan los enganches. Esto quiere decir que el apoyo de la caravana debería ser igual que si llevásemos un bulto en el maletero de 75 Kg, no más. Todo lo que supere este peso, por un lado puede deteriorar el propio enganche -al no estar preparado para más peso- y además va a modificar las condiciones del vehículo que tira del conjunto, ocurriendo lo siguiente:

Cargas niveladas en coche y caravana

En este primer caso, con una caravana nivelada, lo primero es que todo el peso del remolque recae sobre el eje de la propia caravana, conforme a lo que está preparada. De este modo sobre el coche (el vehículo tractor) sólo recae el peso de apoyo, que no es más de lo que está preparado, no afectando al peso sobre ninguno de sus ejes.

Si el peso de la caravana está descompensado hacia delante lo que va a ocurrir es que: la caravana no soporte todo su peso; sobre el enganche se sobrecarga más peso del homologado; el eje trasero va sobrecargado, lo que hace que dañe amortiguaciones y genere más desgaste de las ruedas; además hace que se levante el eje delantero, perdiendo adherencia y control en la dirección,  y en la tracción si es delantera.

Si el peso de la caravana está descompensado hacia la parte trasera ocurre lo contrario al caso anterior: va a levantar al coche de la bola, generando una fuerza para lo que no está concebido; levantará el eje trasero perdiendo adherencia; y el eje delantero se sobrecargará.

Un ejemplo práctico en el que nos podemos fijar para entender como afectan los pesos en una caravana es el funcionamiento de los balancines de los parques infantiles: cuanto más en los extremos se aplique el peso (los niños en este caso) más fuerza ejerce. Si ponemos un niño en el asiento y otro del mismo peso cerca del eje, el balancín cae hacia donde está el niño más en el extremo, al aplicarse un mayor «momento» al ser mayor la distancia. No vamos a entrar en detalles de física que aburran a los no aficionados a esta disciplina, pero este razonamiento se basa en la ley de la palanca y los momentos de las fuerzas, que podéis investigar los que les llame la atención.

Aplicación de los pesos en un balancín

Volviendo al ejemplo del balancín si lo aplicamos a una caravana, vemos como los pesos cuanto más en los extremos, más fuerza ejercen, por tanto si colocamos un peso en un extremo cualquier oscilación va a acusarse más que si fuese sobre el propio eje. Esto es una aplicación de la física, pero os mostramos un par de vídeos donde muestran con maquetas como afectan la posición de los pesos en cada caso.

¡Una imagen vale más que mil palabras! Seguramente que así quede mucho más clara la importancia de colocar bien las cargas.

En resumen los aspectos a tener en cuenta son:

  • En la caravana situar lo más pesado lo más cercano al eje, para minimizar los balanceos.
  • No sobrecargar la caravana, no es un remolque de carga: evita llevar más de lo necesario y en el momento de viajar es mejor pasar peso al coche para «lastrarlo» y aligerar la caravana. Es práctico utilizar cestas de menaje o comida pesada (latas, bricks…) y pasarlas fácilmente del coche a la caravana para evitar el exceso de peso.
  • Vaciar, o llevar en mínimos, el depósito de agua, cisterna, aguas residuales…
  • Un buen equilibrio no sólo evita riesgos en la conducción, también adecua los pesos de coche y caravana, y evitan que sufran más de lo necesario, lo que también se repercute en mayor durabilidad.

15 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *