Banner Superior
El Camino de Santiago con auto/caravana

El Camino de Santiago con auto/caravana

2021 es año Xacobeo, ya que el día de Santiago Apóstol, el 25 de julio, cae en domingo. Desde 2010 no se vivía esta experiencia y, además, en esta ocasión, motivado por la pandemia, el año santo compostelano se ha ampliado hasta el 30 de septiembre de 2022. El Camino de Santiago es la ruta más famosa tanto para los fieles, que hacen la ruta de peregrinaje cristiano más famosa, como para los que simplemente lo hacen como prueba de superación.

Hay mil formas de recorrer el camino, aunque la más habitual es hacerla caminando. También es habitual hacerla en bicicleta, y hay quien la hace a caballo, en coche, o incluso en caravana, camper o autocaravana.

Si no quieres perder la ocasión de hacer el camino en este año Xacobeo y llegar a Santiago de Compostela y dar el abrazo al santo, puedes organizar unos días de vacaciones para aprovechar y hacer un largo recorrido o tan solo unos kilómetros caminando, con el apoyo de tu vehículo (conducido por alguien que no quiera/pueda hacerlo caminando) y así pernoctar en él, sin riesgo de no encontrar alojamiento en la red de albergues que existen. Otra opción es hacerlo con tu casa con ruedas por las carreteras que van junto al camino, visitando los lugares más emblemáticos y disfrutando del espíritu del camino.

El más famoso es el Camino Francés, que parte de Saint Jean Pied de Port (último pueblo de Francia) o Roncesvalles (Navarra) y pasa por Pamplona, Logroño, Burgos, Astorga, León, Lugo… durante algo menos de 800 kilómetros, que se suelen distribuirse en unas 32-34 etapas de entre 25-30 kilómetros diarios. Al ser el más popular, es en el que más gente del camino vas a conocer, más acompañado te vas a sentir, especialmente si vais pocas personas, pero también, al ser el más frecuentado, es en el que más saturación puedes encontrar, especialmente en las fechas festivas, y más difícil te será coordinar el alojamiento, por lo que la versión de llevar tu caravana, camper o autocaravana de apoyo puede ser muy ventajosa. Si optas por no caminar, o solamente, pequeños trayectos, puedes hacerlo en una semana o menos, con etapas de 100-150 kilómetros diarios visitando los lugares más emblemáticos que se vinculan con el camino.

También es muy habitual el Camino del Norte, que parte de Irún o San Sebastián, recorriendo algo más de 800 kilómetros, y pudiéndose organizar en 34-35 etapas a pie. Esta ruta, que se encuentra entre las más clásicas y antiguas, es valorada por la belleza de sus paisaje, un clima más fresco, si se hace durante los meses más cálidos, ya que evita la falta de sombras y temperaturas elevadas de los caminos de la meseta. También es un camino más llano, que apenas alcanza alturas importantes hasta que se deja la costa en la provincia de Lugo.

Otro de los clásicos es el Camino de la Vía de la Plata, un trayecto que partiendo de Sevilla, y pasando por lugares como Mérida, Cáceres, Salamanca, Zamora…, se une al Camino Francés en Astorga o por A Canda, cruzando la provincia de Orense. Esta opción no es muy recomendable en los meses de más calor, ya que las temperaturas, especialmente en Andalucía y Extremadura llegan a ser muy elevadas.

Además de estos, hay otras rutas definidas bastante frecuentadas, como el Camino Inglés, que se recorre desde El Ferrol (donde llegaban en barco los ingleses) hasta Santiago, por una ruta de unos 150 kilómetros que puede hacerse fácilmente en unas seis etapas. El Camino Primitivo, de unos 300 kilómetros, desde Oviedo, y que se considera como el primer trazado que existió de peregrinaje a Santiago de Compostela, manteniendo la tradición medieval del camino, poco transitado y con más encanto. El Camino Portugués, bien recorriendo la parte española, desde Tuy (120 kilómetros) o desde las principales ciudades portuguesas (Oporto, Coímbra, Lisboa…) se recorren en su totalidad algo más de 600 kilómetros, siendo uno de los más realizados, salvando los clásicos, ya que es de los menos duros por su relieve, recorre lugares muy bellos, y cuenta con importantes infraestructuras. Tampoco podía faltar el Camino de Madrid, que, pasando por Segovia y Valladolid, conecta en León con el Camino Francés, pero a pesar de haberse recuperado, hasta la llegada al transitado camino francés apenas se suele encontrar a muchos caminantes. En cualquier caso, está la teoría de que el mejor camino es el camino desde el lugar en que cada uno vive, buscando itinerarios que alcancen en algún punto a las rutas clásicas por las que continuar por ellas.

Si optas por apoyarte de tu caravana, camper o autocaravana para hacer el camino a pie, o salir desde tu localidad buscando carreteras que, en paralelo, vayan recorriendo el camino, vas a poder vivir de otra manera esta experiencia tan única y reconfortante, ya sea durante unos pocos kilómetros o por un recorrido mayor.

Puedes planificar tu camino en www.caminodesantiago.gal

Related posts

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.